Cuando la vida pierde el color: la depresión

Andrea era vista como una persona alegre por su familia, amigos y compañeros de trabajo. Siempre era la que contaba anécdotas divertidas en las reuniones. Lo que muchos no sabían es que luchaba secretamente contra una depresión hace meses. Socialmente llevaba una mascara, internamente ya no sentía la alegría que aparentaba. Nada le despertaba el interés. Es como si su vida hubiera perdido el color. Ya no sentía nada, bueno o malo.
Sentía temor de hablar sobre el tema. No le entenderían. O peor aun, no le creerían. Estuvo así por muchos meses, empezó a evitar las reuniones, ya no quería estar en situaciones sociales. La mascara de la divertida del grupo ya no le quedaba. La verdad es que sentía un profundo vacío que no sabía explicar.

¿Te identificas con esta historia?

En nuestras consultas, hemos recibido muchas personas que cuentan lo tanto que se esfuerzan para mostrarse bien socialmente, pero internamente están en un profundo dolor.
La información ayuda mucho a quienes están pasando por situaciones como esta puedan sentirse comprendidos y descubrir que es posible vivir mejor.
En la próximas líneas les queremos compartir más sobre la depresión, sus síntomas y la formas de tratamiento.

Qué es la depresión

La depresión se caracteriza, principalmente, por la pérdida de interés o placer por la vida y las actividades cotidianas. Pude presentarse de diferentes formas, no solamente como una aparente tristeza. Sin embargo es común, la apatía y la falta de energía constantes. Estos muchas veces no son muy evidentes socialmente.

También pueden aparecer otras condiciones psicológicas como: pesimismo, sensación de fracaso, autocrítica, insatisfacción de su propia vida, culpabilidad, resentimientos, comportamientos de aislamiento, indiferencia y pensamientos suicidas.

Hay una dificultad para el procesamiento de información porque el pensamiento se lentifica y se vuelve confuso, la memoria disminuye, se ve dañada la capacidad de atención y concentración, la resolución de problemas es un dilema porque se vuelve imposible tomar decisiones porque produce mucha angustia.
Por esto pueden verse como personas que tienen una dificultad para entender lo que sienten.

La persona con depresión puede esconderse detrás de una sonrisa o de una aparente calma que están muy distantes de la sensación interior de angustia, desamparo, tristeza profunda o simplemente una incapacidad de sentir sus emociones.

Por lo tanto, una persona con depresión no es esta que siempre está triste o que no puede moverse de su cama. En muchos casos, son personas que siguen su vida en automático, pero que han perdido la capacidad de sentirse a sí mismo y a sus emociones. Estás desconectadas de la vida, de su propia existencia.

Depresión NO es tristeza

Depresión y tristeza son conceptos que suelen confundirse.
La depresión en contraposición a la reacción normal de tristeza que con cierto tiempo pasa a ser un estado equilibrado. La tristeza es una emoción natural común a todos los seres humanos porque las emociones son dinámicas y pueden ser intensas, pero con el tiempo cambian y se transforman para dar lugar a otras emociones.

La depresión puede ser resultado de una tristeza crónica, un estado de apatía que no mejora con el tiempo. Sin embargo, esta no es la única característica de la depresión.

Cómo lidiar con un ser querido con depresión

Si alguien que amas está deprimido, es posible que estés sintiendo emociones difíciles como impotencia, desamparado, frustración, fastidio, culpa, temor y tristeza. Estas emociones son todas normales, pues no es fácil ver el sufrimiento de una persona importante y muchas veces no saber qué hacer.

Si este es el caso, aquí les dejamos algunas recomendaciones:

Infórmate sobre la depresión: no se trata de falta de motivación, flojera o cansancio. Depresión es una enfermedad seria que requiere tratamiento profesional.
Tenga paciencia: en esta situación es útil disponer de capacidad de escucha y espera. Las personas depresivas hablan de lo mal que se encuentran y el poco sentido de la vida. Tenga paciencia.
Evite presionarlo o criticar: no es momento de dar demasiados consejos o decirle qué tiene que hacer. Más bien sé un buen oyente.
Evite comportamientos autoritarios: una persona con depresión ya vive con una gran autocrítica y frustración. El verse presionado lo llevará a sentirse más reprimido de sus sentimientos y esto genera mayor enfado, falta de comprensión y desánimo.

Sea un buen oyente: lo que más necesita esta persona es tu apoyo y compresión, darle atención cuando el tambien lo sienta necesario es estar presente en lo que siente. Puede ayudar decirle algo como: “Puedo escuchar como te sientes, entiendo que estas pasando un momento difícil, Yo estoy aquí y Tu no estas solo”.

Incentívalo a buscar ayuda profesional: por más que quieras tú no puedes “curar” la depresión de una persona. Pero puedes apoyarlo a buscar la ayuda que necesita. La depresión no mejora con el tiempo si no es tratada.

¿Cómo es el Tratamiento para la depresión?

El tratamiento para la depresión implica un planteamiento que pueda llevarlo a una postura en su vida y con la terapia psicológica darle la forma y tiempo en desarrollar este soporte emocional. Generalmente, la combinación con tratamiento farmacológico tiene mayor eficacia.

En la psicoterapia, trabajamos desde una escucha profunda donde el paciente puede reconocer otras maneras de sentirse, llevando su ritmo, sin enjuiciamientos, ni criticas, vamos acompañando al paciente en su historia de vida e intente nuevamente sobrellevar lo que siente de una manera desde donde EL paciente se sienta mejor con sus recursos internos y así pueda acogerse en una atmósfera de confianza que lo auxilie a salir de sus difíciles momentos, de su aislamiento emocional y así quiera volver a experimentar con actividades placenteras que han sido abandonadas o aprender a tenerlas si ha estado ausente.

A través del proceso psicoterapéutico el paciente puede reparar su vinculo herido, volviendo a darse su soporte emocional y un lugar en el mundo para sentirse en contacto consigo mismo, sintonizarse con sus emociones y comprender sus sentimientos. Vivir desde un vinculo asertivo promueve de manera muy saludable el funcionamiento del sistema nervioso a través de la co-regulación terapéutica.

De manera complementaria, siempre es una buena idea fomentar actividades que puedan ser realizadas de a dos o en grupos para fortalecer los lazos sociales que son tan importantes para la sensación de bienestar e inclusión social de la persona deprimida.

Cada persona tiene su ritmo y tiempo, y con dedicación, continua atención y un profesional calificado es posible tratar la depresión con eficacia.

En Espacio Vida somos especialistas en las terapias psicológicas para la depresión. Nuestro método está basado en más de 16 años de experiencia clínica e intensa capacitación profesional. Sepa más sobre nuestras Terapia para la Depresión. Para más información contáctanos: consultas@espaciovida.pe | WhatsApp 913 021 004

Juan Carlos Merino Peñafiel
Psicólogo especialista en adolescentes y Director de Espacio Vida
Ana Tereza Coelho
Psicóloga y Psicoterapeuta Especialista en Trauma.

× ¿Cómo puedo ayudarte?