fbpx

Terapia Psicológica Individual

Terapias

Terapia Individual2019-08-24T11:22:47+00:00
terapia psicologica

La terapia psicológica es un proceso de ayuda emocional que busca restaurar o restablecer el desarrollo psíquico natural en la persona, promoviendo una vida más equilibrada, integrada y armónica.

Para nosotros es un poderoso proceso de transformación y crecimiento a través del encuentro consigo mismo, de la re-significación del SER y el rescate de un espacio de vida pulsante y saludable.

Nuestra labor es proporcionar este espacio terapéutico que facilite el autoconocimiento, la resiliencia y sanar las heridas emocionales.

Somos especialistas en ansiedad, estrés, separaciones, ataques de pánico, dependencia emocional, problemas relacionales y traumas.

Atención en Portugués e Inglés.

  • Inestabilidad Emocional
  • Ansiedades
  • Depresiones
  • Distimia
  • Traumas y Estrés Post-Traumático
  • Enfermedades psicosomáticas
  • Dependencia emocional
  • Baja autoestima y Inseguridad
  • Fobias y Ataques de Pánico
  • Compulsividad
  • Control de Ira
  • Conflictos laborales
  • Manejo del estrés
  • Crisis de sentido de vida
  • Duelos y Pérdidas emocionales
  • Vacío emocional
  • Dificultades relacionales
  • Represión emocional
  • Adaptación Social

Como terapia humanista integrativa trabajamos en 5 niveles de intervención, el nivel social, las emociones, el pensamiento profundo, la acción de la conducta y lo existencial; que conforman la integridad psicológica y psíquica en la persona.

Se trabaja en un proceso integrativo que profundice desde el nivel más externo que son los síntomas conductuales y de comportamiento (como figuras de relación con el entorno) hacia el fondo de las emociones básicas y sentimientos primaros, pasando el tapis del pensamiento reflexivo – auto-análisis de las necesidades pendientes de satisfacción para la realización personal y llegar al propósito de la existencia.

La terapia es un proceso constantemente integrativo que presta notable atención en aquellas vivencias y asuntos emocionales que estarían bloqueando el flujo natural de las emociones que llevan al equilibrio, la autorregulación y autonomía del paciente / persona.

Este enfoque terapéutico ofrece un vinculo de mucha calidad que permita al paciente la suficiente sostenibilidad y seguridad para tratar y enfrentar sus preocupaciones, temores o heridas emocionales de situaciones que necesiten solucionar y culminar.

Como enfoque humanista existencial conecta el presente y el pasado para resolver AQUÍ y AHORA los bloqueos emocionales que no permiten avanzar y cerrar del viejo asunto.

Generalmente las personas acuden a la terapia psicológica cuando tienen desinterés por las cosas que antes les motivaban. Cuando hay excesiva irritación y no puede controlarse sintiendo inestabilidad emocional.

Cuando los temores no ayudan a avanzar, por preocupaciones que generan inseguridad, miedo para hablar en situaciones sociales o frente a los demás.

Situaciones donde la persona cae siempre en los mismos errores del pasado que se conoce como “compulsión a la repetición” siguiendo el mismo patrón disfuncional. Cuando no terminan lo que se proponen y todo queda inconcluso, boicoteándose a si mismo. Incluso a la misma terapia.

En momentos que se resiste a buscar ayuda porque la depresión o la desesperanza no les hace creer que existen otras posibilidades de solución.

En aquellas ocasiones que sienten que les falta algo y no saben que es! Llenado esta sensación de vacío con alcohol, drogas, comida, sexo, con personas, malos tratos, juegos o deportes extremos. Crean dependencias para disipar la ansiedad lo que nos les permite estar tranquilas.

La terapia psicológica está estructurada en consultas individuales de 1h que pueden ser semanales o quincenales, de acuerdo con la necesidad de cada persona y su motivo de consulta.

La primera sesión de psicoterapia representa un momento importante para entender la necesidad terapéutica relacionada con el motivo de consulta. Es por la escucha de la situación actual y de los síntomas que se presentan, que el psicólogo construye un modelo de intervención que sea apropiado para cada situación personal.

Por ser un proceso individual y personalizado, su duración es variable.

Tratamiento en
  • Inestabilidad Emocional
  • Ansiedades
  • Depresiones
  • Distimia
  • Traumas y Estrés Post-Traumático
  • Enfermedades psicosomáticas
  • Dependencia emocional
  • Baja autoestima y Inseguridad
  • Fobias y Ataques de Pánico
  • Compulsividad
  • Control de Ira
  • Conflictos laborales
  • Manejo del estrés
  • Crisis de sentido de vida
  • Duelos y Pérdidas emocionales
  • Vacío emocional
  • Dificultades relacionales
  • Represión emocional
  • Adaptación Social
Modelo de Trabajo Terapéutico

Como terapia humanista integrativa trabajamos en 5 niveles de intervención, el nivel social, las emociones, el pensamiento profundo, la acción de la conducta y lo existencial; que conforman la integridad psicológica y psíquica en la persona.

Se trabaja en un proceso integrativo que profundice desde el nivel más externo que son los síntomas conductuales y de comportamiento (como figuras de relación con el entorno) hacia el fondo de las emociones básicas y sentimientos primaros, pasando el tapis del pensamiento reflexivo – auto-análisis de las necesidades pendientes de satisfacción para la realización personal y llegar al propósito de la existencia.

La terapia es un proceso constantemente integrativo que presta notable atención en aquellas vivencias y asuntos emocionales que estarían bloqueando el flujo natural de las emociones que llevan al equilibrio, la autorregulación y autonomía del paciente / persona.

Este enfoque terapéutico ofrece un vinculo de mucha calidad que permita al paciente la suficiente sostenibilidad y seguridad para tratar y enfrentar sus preocupaciones, temores o heridas emocionales de situaciones que necesiten solucionar y culminar.

Como enfoque humanista existencial conecta el presente y el pasado para resolver AQUÍ y AHORA los bloqueos emocionales que no permiten avanzar y cerrar del viejo asunto.

¿Cuándo acudir a la terapia?

Generalmente las personas acuden a la terapia psicológica cuando tienen desinterés por las cosas que antes les motivaban. Cuando hay excesiva irritación y no puede controlarse sintiendo inestabilidad emocional.

Cuando los temores no ayudan a avanzar, por preocupaciones que generan inseguridad, miedo para hablar en situaciones sociales o frente a los demás.

Situaciones donde la persona cae siempre en los mismos errores del pasado que se conoce como “compulsión a la repetición” siguiendo el mismo patrón disfuncional. Cuando no terminan lo que se proponen y todo queda inconcluso, boicoteándose a si mismo. Incluso a la misma terapia.

En momentos que se resiste a buscar ayuda porque la depresión o la desesperanza no les hace creer que existen otras posibilidades de solución.

En aquellas ocasiones que sienten que les falta algo y no saben que es! Llenado esta sensación de vacío con alcohol, drogas, comida, sexo, con personas, malos tratos, juegos o deportes extremos. Crean dependencias para disipar la ansiedad lo que nos les permite estar tranquilas.

¿Cómo es la terapia?

La terapia psicológica está estructurada en consultas individuales de 1h que pueden ser semanales o quincenales, de acuerdo con la necesidad de cada persona y su motivo de consulta.

La primera sesión de psicoterapia representa un momento importante para entender la necesidad terapéutica relacionada con el motivo de consulta. Es por la escucha de la situación actual y de los síntomas que se presentan, que el psicólogo construye un modelo de intervención que sea apropiado para cada situación personal.

Por ser un proceso individual y personalizado, su duración es variable.

¿Necesitas una consulta?

¡Reserva tu cita por WhatspApp (913 021 004)!

Envíanos un Whatsapp