fbpx

Abuso Sexual Infantil: Guía para los Padres

Ana Tereza Coelho
Psicoterapeuta Especialista en Trauma

Es cierto que ningún niño está inmune al riesgo de sufrir abuso sexual infantil. Pero, según los especialistas, es posible adoptar algunas actitudes que ayudan a prevenir estos casos. El principal estar alerta a cualquier indicación de abuso que pueda estar sufriendo un niño.

Ese artículo tiene el objetivo de servir como una guía para ayudar a los padres, profesores, familiares y cuidadores a reconocer cuando se está dando un abuso sexual infantil. Auxiliarlos a proteger a estos niños sin asustarlos, ilustrando maneras de ayudarlos a desarrollar límites personales saludables.

¿Qué es abuso sexual?

Abuso sexual es cualquier ocasión cuando una persona saca ventaja de su posición, edad o status para llevar un niño a una situación de impotencia real o percibida a cerca de cuestiones relacionadas al sexo y  la humillación.

Implica la exposición de un niño a una estimulación inapropiada para su edad, su desarrollo sexual y su rol social. Es una violación de la privacidad del niño con respecto a su cuerpo y a su sexualidad.

Con frecuencia los niños no cuentan con palabras para expresarlo. Cuando ocurren estas situaciones, sin embargo suelen demostrarlo de otras maneras: través de su comportamiento, cambios en su personalidad, irritabilidad, bajo desempeño escolar y otros signos.

Además de estar atentos a los señales, los padres deben buscar fomentar un ambiente de aceptación, comunicación, cariño y sobretodo respecto en la familia. De esta manera, es más probable que un hijo busque a su padre cuando algo le pase.

¿Cuál es la forma que tienen los niños para decirnos que esto les esta pasando?

¿ A que síntomas debemos estar alerta?

La siguiente lista es una adaptación de la hecha por Peter Levine (un gran experto en trauma) y Maggie Kline en su libro “Trauma through a child´s eyes” que nos sirve como una importante guía:

SIGNOS DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL

  1. Presencia de comportamientos sexualizados que no son apropiados para la edad de niño. Ejemplos: pueden ser besos con lengua, tocar el genital de un adulto, simular el acto sexual, usar gestos seductores o sensuales con un adulto y / o masturbación en público.
  2. Tenga atención si repentinamente tiene miedo a ser dejado sólo, con una persona o en un lugar específico que antes solía gustarle.
  3. Darse cuenta si el niño evita a otro niño, o si tiene dificultades en hacer amistades con una tendencia a aferrarse a una persona segura como la madre, un profesor u otro adulto.
  4. Estar atento particularmente a dolores, adormecimietos, hormigueo y hematomas en las áreas genitales y/o anales.
  5. Escucha lo que tu hijo(a) te dice especialmente a ti o a otros niños. Frecuentemente, ellos te lo dicen indirectamente. Ejemplos como estos son: “Yo no quiero ser un ..….“, “El padre de Juli… usa calzoncillos con sapitos dibujados”, “Qué significa cuando un hombre pone su pene en la …… de una persona?”
  6. Observe síntomas como mojar la cama, volver a comportamientos de una etapa anterior (chuparse el dedo, dificultades en comer y dormir). Inhabilitad en concretarse, vivir en un mundo de fantasía, y otros tipos de disociaciónes que son especialmente comunes en estos casos.
  7. Sospeche de cambios en su personalidad (carácter) como irritabilidad crónica, cambios de humor repentino, timidez excesiva y posturas que revelan un sentimiento de vergüenza, culpa y secreto.
  8. Haga preguntas a los niños o a sus hijos de cómo se sienten.

La cicatriz del abuso infantil perdura toda la vida

Para Peter Levine, cuando la inocencia de un niño(a) es robada eso afecta su auto valor, el desarrollo de su personalidad, la socialización, sus logros y posteriormente la intimidad en sus relaciones cuando sean adolescentes y luego adultos.

Asimismo, esos niños están propensos a síntomas somáticos desde rigidez física, pérdida o aumento de peso. Esos signos nacen de un intento consciente o inconsciente de “alejar” al otro y no estar en su propio cuerpo.

También suelen vivir en un mundo de fantasía, tienen problemas con la atención y concentracion, soñar despierto y se disocian para sobrellevar su horrible experiencia.

Niños no cuentan que fueron violados a no ser que entiendan que ellos tienen derecho a su propio cuerpo o que tengan confianza que les creerán (y no los culparan). Si sientan seguridad de que sus sentimientos serán comprendidos (no ignorados) y si confían que van a estar protegidos de más daño.

Ellos también necesitan saber que jamás lo que sucedió es su culpa.

Es menos probable que niños sean víctimas si ellos tienen padres que escuchan y buscan oportunidades para conversar acerca de tocamientos y sexualidad.

A continuación menciono algunas actitudes sencillas que pueden ser útiles en la prevención en casos de abuso sexual infantil. (La información fue adaptada del libro de Peter Levine y Maggie Kline).

niño llorando

¿QUÉ HACER PARA PREVENIR EL ABUSO SEXUAL INFANTIL?

  1. Modelo de límites personales saludable: aquí es importante que el niño entienda que nadie puede tocarlo, manipularlo o mirarle de una manera que sea extraña o intimidante. Los niños necesitan ser protegidos a través del respeto a su derecho a tener un espacio personal, privacidad y estar a cargo de su propio cuerpo. Es fundamental que los padres respeten y entiendan estas necesidades (especialmente a partir de las edades de 05 a 07 años).
  2. Ayudar a los niños a desarrollar una buena consciencia sensorial: la prevención puede empezar explicando al niño sobre los tipos de tocamientos. Conversando sobre las sensaciones que cada uno provoca, enseñarles a confiar en sus instintos cuando sientan que algún tocamiento se siente distinto, inseguro, asustador o doloroso, que les haga sentir de manera general “incómodos”.
  3. Enseñar a los niños qué es una violación y abuso sexual, quienes pueden acercase a ellos, y como evitar ser atraído por el abusador: enseñarles como utilizar sus “sentidos de alerta” como una señal previa de advertencia. Aquí los niños necesitan saber qué trampas evitar. Las informaciones deben ser dadas de acuerdo con su edad, pero es importante ser específico al describir las situaciones a evitar y usar el nombre de las partes del cuerpo de manera clara. Se les puede decir a los niños que deben rehusar solicitudes de adultos, de niños mayores y cualquier otra figura de autoridad que pueda involucrar un secreto, parecer extraño o ir contra las reglas, haciendo favores especiales.
  4. Ofrecerles oportunidades a los niños para que practiquen su derecho a decir “NO”: ese proceso ocurre cuando los padres respetan sus gustos y disgustos.
  5. Enseñar a los niños que decir y que hacer: así como enseñas a tu hijo a cruzar las calles, usar el cinturón de seguridad, etc, es importante enseñarle a los niños la diferencia entre un tocamiento bueno y un tocamiento “secreto, malo o confuso”. También se les haga saber que ellos siempre deben contárlo a sus padres para mantenerlos a salvo y ayudarlos con sus sentimientos.

Seguiendo estes puntos estás cuidando tu hijo y tu familia en la prevención de la violencia sexual contra los niños. En caso de dudas, busque la opinión de un profesional de confianza: el pediatra, medico de la familia o un psicólogo.

Casi siempre, casos de abusos sexuales y físicos requieren del soporte de un terapeuta especializado en trauma. Si tu hijo(a) ha sufrido un trauma sexual (o cualquier otro tipo de trauma) debes buscar la ayuda de un psicoterapeuta especializado.

infografía de abuso sexual

By |2019-02-27T13:49:26+00:0013/02/2018|
Envíanos un Whatsapp